• Subcribe to Our RSS Feed
Navegación "Nuestra Vida"

JORNADA DE ESTUDIO 2017: “Juan Pablo Filipuzzi”

Nov 8, 2017   //   by equipo de comunicacones   //   El Estudio, Institucional, Noticias, Vida Pastoral  //  Sin Comentarios

El pasado 6 y 7 de noviembre se realizó la Jornada de estudio “Juan Pablo Filipuzzi” que se viene realizando una vez al año en el seminario. En esta participan profesores de la casa, laicos y especialmente sacerdotes y seminaristas.

Este año, la jornada trató una temática muy interesante en estos días: “Teología pastoral popular en Argentina y América Latina”. En este contexto, se realizaron talleres por la mañana y por la tarde dirigidos por el Pbro. Enrique Ciro Bianchi, Licenciado en Teología con especialización en Teología Dogmática, el cual desarrolló con claridad el pensamiento del Padre Rafael Tello, unos de los pensadores de Teología del Pueblo más importantes, junto con Pbro. Lucio Gera, en la historia de Latinoamérica.

El lunes por la mañana, el Padre Martin Simonassi, expuso los momentos más importantes en la vida del Padre Juan Pablo Filipuzzi, sus escritos, actividad pastoral y trabajos, después de una recopilación de datos e información que recopiló de la historia.Presentación Filipuzzi (2)

Seguidamente el Padre Enrique Bianchi comenzó con su excelente exposición sobre el pueblo latinoamericano, su fe, su cultura y nuestro desafío como evangelizadores, de saber acompañar la fe del pueblo americano, entre otras ideas. Este fue el programa de temas de los cuales el padre Bianchi desarrolló entre el pasado lunes y martes:

  1. 1. Origen histórico de esta reflexión: COEPAL
  2. Recepción del Concilio
  3. Compenetración entre teología y pastoral (Gera: “una práctica pastoral acompañada de una reflexión teológica”)
  4. Pensamiento original

Influencia de las Cátedras Nacionales y el peronismo.

  1. No es una escuela
  2. Documento de San Miguel
  3. Clasificación dentro la Teología de la liberación (Scannone)
  4. Mirada histórico cultural
  5. La teología de la pastoral popular y Francisco
  6. Evangelii Gaudium: Gracia supone cultura y opción por los pobres

El cristianismo se diversifica por la cultura

  1. Pensar en totalidad: pueblo
  2. Noción de cultura (Concilio, Puebla, Evangelii Gaudium )
  3. ¿Qué es el cristianismo?  Vida del Espíritu en nosotros
  4. La gracia supone la cultura
  5. El cristianismo no es monocultural
  6. Cultura objetiva y subjetiva
  7. Tres niveles de cultura
  8. Tres corrientes histórico-culturales: popular, moderna, eclesial

El cristianismo popular. Origen histórico

  1. En América Latina nació un pueblo nuevo: un nuevo modo cultural del cristianismo
  2. Siglo XVI: Ruptura del universo simbólico del indio.
  3. Mestizaje doloroso  Virgen de Guadalupe
  4. La única riqueza que recibieron: el bautismo
  5. Proceso de diferenciación

El cristianismo popular. Características

  1. La comunidad en que vive la fe es el pueblo.
  2. Va a Dios por la vida en el mundo (
  3. Vive la fe como tendencia hacia Dios (credere in Deum)
  4. La sacramentalidad del pueblo
  5. La Virgen como presencia de Dios en sus vidas.
  6. El bautismo como afirmación de la dignidad humana
  7. La pastoral popular

Algunas fotos de la Jornada:DSC_0357DSC_0391DSC_0368DSC_0377DSC_0382DSC_0420

DSC_0414

Proyecto de Formación Inicial 2017

Ene 5, 2017   //   by Seminario   //   Nuestra Vida  //  Sin Comentarios

Según “El don de la vocación presbiteral.

Ratio Fundamentalis Institutionis Sacerdotalis”

Descargar Proyecto:  PROYECTO DE FORMACIÓN INICIAL-SEMINARIO JESÚS BUEN PASTOR 2017 (25 descargas)

PRESENTACIÓN

  • Las presentes líneas son fruto de la experiencia formativa del Seminario Mayor “Jesús Buen Pastor” de la Diócesis “Villa de la Concepción del Río Cuarto” en Argentina. Dicha experiencia lleva algunas décadas de puesta en práctica y es revisada permanentemente.
  • Ahora proponemos una actualización del proyecto formativo entendido como camino de un discípulo llamado a ser pastor según la Nueva Ratio (Cf. RFIS 57). Hemos tenido en cuenta especialmente el “Documento de Aparecida” y la propuesta de “misión continental”, como también la programática “Exhortación apostólica Evangelii Gaudium”.
  • En la elaboración han participado los miembros de varios equipos de formadores de los últimas décadas siguiendo las orientaciones del Magisterio de la Iglesia, de los Obispos Diocesanos; consultando a sacerdotes que colaboran con la formación, a seminaristas y a otros fieles laicos (Cf. RFIS 10).

EL PROYECTO FORMATIVO

  • Este proyecto formativo supone una convicción básica: que el proceso formativo específicamente sacerdotal  comienza con el ingreso al Seminario y concluye con la muerte. De este modo se trata de evitar que el joven que ingresa al seminario entienda que la formación acaba cuando egresa del seminario o cuando recibe la ordenación sacerdotal.
  • En cada etapa, señalada por la nueva Ratio, se han establecido objetivos para las cuatro dimensiones de “Pastores Dabo Vobis”. Estos objetivos/metas son acumulativos y progresivos. A continuación se proponen una serie de indicadores, que son conductas observables que pueden ser evaluadas externamente. En estos indicadores están relacionadas de modo práctico las diferentes dimensiones de la formación (Cf. RFIS 89ss). De esta manera se pretende una formación integral, evitando lamentables disociaciones entre las dimensiones (Cf. RFIS 92). Al final, se indican los medios a utilizar a lo largo de la etapa.

VIRTUDES Y PROCESOS

  • Cada etapa está precedida por algunas virtudes que se procuraran desarrollar particularmente. Evidentemente, esto no excluye el ejercicio de las demás virtudes. Se trata simplemente de subrayar algunas que responden mejor a las características de la etapa, según una pedagogía que “lleve paso a paso” al crecimiento “libre y responsable” (Cf. EG 171).
  • Hay que señalar especialmente que la caridad pastoral es la virtud que rige y engloba todo el proceso formativo, ya que éste se orienta a formar pastores. El seminario prepara pastores llamados a colaborar con la salvación que Dios ofrece y que la Iglesia anuncia con gozo (Cf. EG 113). Y “Evangelii Gaudium” nos recuerda que los “los laicos son simplemente la mayoría inmensa del Pueblo de Dios. A su servicio está la minoría de los ministros ordenados” (102; Cf. 111).
  • Este proyecto esboza sólo los lineamentos generales o comunitarios de la formación. No excluye los procesos personales diferenciados, que pueden exigir acentos diferentes a los que indica una etapa formativa (p. e. “residencia en parroquia”). Tampoco excluye las peculiaridades de cada grupo humano, que al pasar a una nueva etapa podría requerir que se mantenga cierta continuidad con los objetivos o medios propios de una etapa anterior. Estos podrán ser reformulados o complementados al comienzo de cada año con cada grupo que inicie una nueva etapa. De este modo se ayudará a respetar las características propias de ese grupo y a orientar la formación de un modo más participativo y realista.
  • Siempre se supone que el protagonista necesario e insustituible de la formación es cada seminarista, quien fortalece su libertad acogiendo la acción formativa del Espíritu y de las mediaciones humanas (Cf. RFIS 130. 131). Advirtamos que algunos indicadores y medios que se señalan en una etapa en realidad deben estar presentes en todas las etapas pero se indican en una por ser inicial, o porque adquieren una importancia particular en conexión con el objetivo de una determinada etapa. Por ejemplo, es evidente que la dirección espiritual ha de estar presente siempre. El discernimiento vocacional, que se cierra básicamente en la etapa propedéutica, y definitivamente en la etapa pastoral, en realidad se supone en todas las etapas de la formación inicial.

FINALIDAD

  • El Seminario Mayor, comunidad apostólica formativa (Cf. RFIS 52), tiene como finalidad preparar hombres discípulos y pastores misioneros, configurados con Cristo (Cf. RFIS 35) en un pueblo de discípulos y misioneros por el bautismo (Cf. EG 120. 122. 139).
  • Si “hoy la Iglesia quiere vivir una profunda renovación misionera” (EG 127), la formación de los presbíteros ha de encontrar en la misión el “fin y el horizonte”, “el hilo conductor (Cf. Mc3, 13-14) que une las dimensiones” (RIFS 91).
  • Si toda actividad habitual en la Iglesia ha de ser puesta en clave misionera, la formación inicial ha de asumir decididamente la “misión continental”.

Vida Pastoral

Oct 2, 2013   //   by Seminario   //   Nuestra Vida, Vida Pastoral  //  Sin Comentarios
Jesús Buen Pastor

Jesús Buen Pastor

Toda la formación está orientada a prepararnos para comunicar la caridad de Cristo, Buen Pastor, que “no vino a ser servido, sino a servir y dar su vida para redención del mundo” (Mc 10, 45; cf Jn, 13, 12-17), y, hechos servidores de todos, ganar a muchos (cf. 1Cor 9,19). Leer más »

Nuestras Actividades del Fin de Semana

Oct 1, 2013   //   by Seminario   //   Vida Pastoral  //  Sin Comentarios

La formación en el Seminario es de manera gradual. Lo son también las actividades pastorales.

Procesión por el barrio. Fiesta del Buen Pastor

  • En el primer año (Introductorio-Propedéutico) la actividad se realiza en el barrio del Seminario, visitando hogares, preparando las celebraciones de los fines de semana, animando Cuaresma, Pascua y Navidad. 
  • En segundo y tercer año la actividad se realiza los fines de semana en una parroquia de la Diócesis. La actividad específica de esta etapa será la catequesis, los jóvenes, infancia misionera… Semana Santa en las Parroquias

En el cuarto año los seminaristas vivimos en una parroquia y solo volvemos al Seminario para las clases.  por eso aquí se privilegia en la actividad pastoral el contacto con los pobres, débiles y sufrientes…

Misión a las familias

 

          • En los últimos años (quinto, sexto y séptimo) se continúa con el acento puesto en la etapa anterior, privilegiando el contacto con el mundo del dolor, enfermos y ancianos, visitas a clínicas, hospital,  salas velatorias, visita a hogares carenciados …

En Comunidad

Oct 1, 2012   //   by Seminario   //   En Comunidad, Nuestra Vida  //  Sin Comentarios

Camino de fraternidad

                • El sacerdote, llamado a ser “imagen viva” de Jesucristo Cabeza y Pastor de la Iglesia, debe procurar reflejar en sí mismo, en la medida de lo posible, aquella perfección humana que brilla en el Hijo de Dios hecho hombre y que se transparenta en sus actitudes hacia los demás, tal como nos presentan los evangelios. “Todo Sumo Sacerdote es tomado de entre los hombres y está puesto a favor de los hombres en lo que se refiere a Dios” (Heb 5,1).
      • La formación humana del sacerdote expresa una particular importancia en relación con los destinatarios de su misión: precisamente para que su ministerio sea humanamente lo más creíble y aceptable, es necesario que el sacerdote plasme su personalidad humana de manera que sirva de puente y no de obstáculo a los demás en el encuentro con Jesucristo Redentor del hombre.

Fiesta de la Familia

              • Se hace necesaria la educación a amar la verdad, la lealtad, el respeto por la persona, el sentido de la justicia, la fidelidad a la palabra dada, la verdadera compasión, la coherencia y en especial, el equilibrio de juicio y comportamiento. Dios valora todo lo que hay en el hombre, porque somos imagen suya, por lo tanto esto vale para todo cristiano. Pero se nos acentúa a los futuros sacerdotes ya que “sin una adecuada formación humana toda la formación sacerdotal estaría privada de su fundamento necesario”.

 

      • El Seminario nos ofrece entonces la posibilidad de conocernos a nosotros mismos y de aceptarnos como somos, de adquirir firmeza propia, de madurar afectivamente para consolidar la base del celibato, de adoptar criterios para conducirnos con certeza.

 

La Fraternidad en el Seminario

                • Aún estas cualidades humanas son dones de Dios a recibir y un trabajo para toda la vida. Aspiramos a imitar a Jesús que “conocía lo que hay en el hombre” (Jn. 2,25) y abrimos el corazón a los consejos y a la corrección fraterna de todos cuantos nos conozcan.

Vida Espiritual

Oct 1, 2012   //   by Seminario   //   Nuestra Vida, Vida Espiritual  //  Sin Comentarios
Misa en las Peñas

Misa en las Peñas

Todo hombre está abierto a lo trascendente, a lo absoluto; posee, como decía San Agustín, un corazón que está inquieto hasta que no descanse en el Señor.
De esta exigencia religiosa fundamental e irrenunciable arranca y se desarrolla es proceso educativo de una vida espiritual entendida como relación y comunión con Dios. Leer más »

El Estudio

Oct 1, 2012   //   by Seminario   //   El Estudio, Nuestra Vida  //  Sin Comentarios

casa_actual_15Para poder responder a la Nueva Evangelización a la que el Señor llama a su Iglesia, debemos estar “dispuestos a dar respuesta a todo el que pida razón de nuestra esperanza” (1Pe 3,15). Por eso los llamados al sacerdocio, de un modo particular, se les llama a buscar un conocimiento más profundo de los misterios divinos y así “creer para entender y entender para creer”. Esta formación intelectual tiende a integrarse a un camino espiritual marcado por la experiencia personal de Dios para llegar a aquella inteligencia del corazón que sabe “ver” primero para comunicar luego el misterio de Dios a los hermanos.
Un momento esencial es el estudio de la Filosofía, que abarca los tres primeros años de esta formación, permitiéndonos conocer e interpretar más profundamente a la persona, su libertad, su relación con el mundo y con Dios. Otro rasgo de su importancia es establecer la relación entre el saber humano y los misterios de la salvación y evitar dejarnos arrastrar por el subjetivismo, el creer tener la verdad, cosa que se suele exaltar en nuestra cultura.

Leer más »