stores that sell hair extensions near me is 3 bundles of hair enough for a full head human hair wigs wigs made from real hair black weave hairstyles for round faces human hair extensions cliphair ebay arda wigs silver hair extensions clip in leave in conditioner spray for hair extensions hair integration before and after blonde wigs
En Comunidad Archives - Seminario Mayor "Jesús Buen Pastor"
  • Subcribe to Our RSS Feed
Navegación "En Comunidad"

En Comunidad

Oct 1, 2012   //   by Seminario   //   En Comunidad, Nuestra Vida  //  Sin Comentarios

Camino de fraternidad

                • El sacerdote, llamado a ser “imagen viva” de Jesucristo Cabeza y Pastor de la Iglesia, debe procurar reflejar en sí mismo, en la medida de lo posible, aquella perfección humana que brilla en el Hijo de Dios hecho hombre y que se transparenta en sus actitudes hacia los demás, tal como nos presentan los evangelios. “Todo Sumo Sacerdote es tomado de entre los hombres y está puesto a favor de los hombres en lo que se refiere a Dios” (Heb 5,1).
      • La formación humana del sacerdote expresa una particular importancia en relación con los destinatarios de su misión: precisamente para que su ministerio sea humanamente lo más creíble y aceptable, es necesario que el sacerdote plasme su personalidad humana de manera que sirva de puente y no de obstáculo a los demás en el encuentro con Jesucristo Redentor del hombre.

Fiesta de la Familia

              • Se hace necesaria la educación a amar la verdad, la lealtad, el respeto por la persona, el sentido de la justicia, la fidelidad a la palabra dada, la verdadera compasión, la coherencia y en especial, el equilibrio de juicio y comportamiento. Dios valora todo lo que hay en el hombre, porque somos imagen suya, por lo tanto esto vale para todo cristiano. Pero se nos acentúa a los futuros sacerdotes ya que “sin una adecuada formación humana toda la formación sacerdotal estaría privada de su fundamento necesario”.

 

      • El Seminario nos ofrece entonces la posibilidad de conocernos a nosotros mismos y de aceptarnos como somos, de adquirir firmeza propia, de madurar afectivamente para consolidar la base del celibato, de adoptar criterios para conducirnos con certeza.

 

La Fraternidad en el Seminario

                • Aún estas cualidades humanas son dones de Dios a recibir y un trabajo para toda la vida. Aspiramos a imitar a Jesús que “conocía lo que hay en el hombre” (Jn. 2,25) y abrimos el corazón a los consejos y a la corrección fraterna de todos cuantos nos conozcan.