• Subcribe to Our RSS Feed

El Cardenal Poli despidió al Padre Ignacio Costa

Ago 2, 2015   //   by Seminario   //   Institucional, Noticias  //  Sin Comentarios

Sello Cardenal Poli

El Cardena Mario Aurelio Poli se despidió del padre Ignacio Costa por medio de la siguiente carta.

Buenos Aires, viernes 31 de julio de 2015

 

Padre Rector, sacerdotes, seminaristas y empleados

del Seminario Mayor “Jesús Buen Pastor” de la diócesis Villa de la Concepción de Río IV.

Muy queridos y recordados amigos en Cristo:

Hoy me llegó la noticia de la pascua del P. Ignacio Costa, entrañable sacerdote y profesor de esa Casa sacerdotal. Doy gracias a Dios por haberlo conocido hace años en los encuentros de Historia de Iglesia Argentina organizado por la Facultad de Teología de la UCA. La vida gobernada por la providencia divina quiso que nuestros caminos se cruzasen nuevamente, compartiendo su cátedra entre ustedes.

Unidos por la pasión de la memoria eclesial, salvó generosamente las distancia generacional y me dispensó amablemente su amistad, y me hizo sentir como en casa. Creo que todos conocen su genio y figura, pero no sé si saben de su contracción al estudio, a la ardua, oculta y silenciosa investigación en archivos y repositorios documentales, buscando las huellas profundas de la evangelización y la vida fecunda de la Iglesia en su propia diócesis. Paciente visitante de bibliotecas y baqueano rastreador de las pisadas que los primeros misioneros dejaron en gestos pastorales y testimonios escritos.

Lo que más me edificó de su persona ha sido que su pasión por la historia eclesiástica no lo sustrajo de su vocación pastoral, muy por el contrario, amante du parroquia, supo armonizar sin faltar a las obligaciones del ministerio, y sin postergar su amor por la docencia y la investigación de la historia eclesiástica.

¡Descanse en paz Padre Ignacio! Que salga a tu encuentro tu Santo Protector San Ignacio de Loyola en el día en que celebramos su memoria y lloramos esperanzados tu partida; que tus obras te acompañen y puedas ver cara a cara los misterios que predicaste como párroco, lo que investigaste como hombre de ciencia y enseñaste con amor eclesial en tu cátedra.

¡Gracias Padre Dios , porque nos regalaste durante tanto tiempo al P. Ignacio!

Que a todos ustedes les alcance el consuelo de la fe y el deseo de imitar sus virtudes laboriosas por el Reino.

Cordialmente,

+ Mario Aurelio Cardenal Poli

Queres dejar un comentario?

Loading Facebook Comments ...